BIM Y LA PREDICCIÓN DE RIESGOS - Una partida de Ajedrez

Contenido patrocinado por:


Arq. Alejandro Chávez Jiménez


“El predecir y evaluar diferentes jugadas o escenarios, puede hacer la diferencia entre un proyecto exitoso y uno ¡extraordinario!”

Eficiencia es la capacidad de lograr ese efecto en cuestión con el mínimo de recursos posibles o en el menor tiempo posible.

¿Como tener mejores resultados con un esfuerzo menor?

Esta es la pregunta que siempre ronda en mi cabeza cada vez que tomo un proyecto nuevo.

Cada proyecto es distinto, así como la manera de abordarlo. Cada jugada y cada decisión tiene un impacto diferente, ya que cada proyecto tiene sus propios tiempos y características que lo hacen único. No es necesario saberlo todo, el secreto está en identificar qué personaje del equipo tiene esa información (o que pieza) que te puede acercar en esa jugada específica al jaque mate; ahí es donde se encuentra la magia y lo interesante de cada proyecto.

Sin embargo, independientemente de la etapa en la que se entre al proyecto -ya sea en etapa de pre-construcción, construcción o en etapas en las que por x razón se detuvo el proyecto de la construcción y muchos años después se está retomando- existe una serie de pasos que nos pueden ayudar a predecir riesgos, los cuales (si sabemos identificar a tiempo) se pueden aprovechar para abordar estrategias que nos permitan evitar el retrabajo de cualquiera de los integrantes del equipo y, por consiguiente, una disminución considerable en el tiempo y en los posibles riesgos que amenazan el éxito de la operación.

La constante de cualquier proyecto es: “Tiempo es dinero en cualquiera de sus etapas”.

Para lo cual los pasos son los siguientes:

¿Qué datos tengo?

¿Qué tipo de proyecto tengo?

¿Cuál es el esquema de negocio del mismo?

¿Cuál es su duración?

¿Qué propósito tiene?

¿Cuánto monto tengo disponible?

Roles y Funciones: ¿Quiénes integran al equipo?

El factor humano es un activo muy importante para cada proyecto. Esto se refiere a qué integrantes de equipo están en este proyecto, cuántos ingenieros, cuántos arquitectos, cuál es la expertise de cada uno; así como su personalidad. No hay que olvidar que el trato es siempre con personas cuya personalidad y estado de ánimo influye mucho en el éxito del proyecto.

Salida de datos

Si hablamos de BIM como una metodología que consiste en ingresar datos a un modelo -que puede ser 3D o una hoja de Excel- para poder tener una salida de procesamiento de estos datos. El saber qué datos tengo es la parte más importante de un proyecto así como saber interpretar estos datos; de esa manera podemos recibir datos resultantes que nos ayuden a tomar las mejores decisiones para el éxito del proyecto.

El saber que hacer con esta información es la base de la metodología, y trabajar con BIM se convierte en un tablero de ajedrez donde cada pieza tiene una función diferente, así como variables y reglas diversas.

No funciona igual en el tablero un caballo que un alfil, es por ello que como un bim manager de proyectos debemos saber mover cada pieza para atacar los posibles riesgos en el menor tiempo posible. Con la finalidad de hacer Jaque Mate o, en otras palabras, ¡llevar el proyecto al éxito!

Es importante considerar que el cliente también forma parte del equipo, y que también tiene su rol y función; así como obligaciones que tienen un impacto directo en el tiempo y toma de decisiones del proyecto.

El tiempo

Una de las variables más importantes en cualquier juego, y no me refiero a tener mucho o poco tiempo, me refiero a saber administrarlo.

Conocer la duración de cada actividad para cada especialidad y área, asi como detectar las que implican mayor duración o exigencia. El porqué, cuándo y para qué tengo que hacerlo, forman interrogantes claves para el control y administración del tiempo.

Para esto, una de las piezas clave del tablero a la que llamaremos “gerencia”, son quienes llevan la logística y tiempos del proyecto y quienes pueden proveerte de la información necesaria como:

  • ¿Cuál es el método constructivo?

  • ¿Cuándo se debe de tener el material en campo?, ¿Cuándo llegan?

  • ¿Qué recursos necesitan?

La información anterior es necesaria para generar una estrategia de anticipación que nor diga cómo mover las piezas necesarias en el tablero para enfrentar a nuestro oponente: los riesgos.

El trabajo en Equipo con muchas disciplinas es fundamental en la Metodología BIM.

A pesar de existir un modelo 3D, hay áreas invisibles, las cuales son todo aquello que no necesariamente debe ser modelado, y que también nos aporta datos cruciales para la toma de decisiones y el ataque de los riesgos; es ahí donde se encuentra la expertise y el saber ver a través de todos los layers que componen un proyecto y el leer entrelineas los posibles riesgos de agentes que no intervienen directamente en un modelo 3D.

Todo aquello que aporte información para el ataque de posibles riesgos al proyecto -no necesariamente en un modelo 3D- también es BIM.

No hay que olvidar que los juegos se hicieron para divertirse. Los proyectos y los retos que surgen de su naturaleza, hacen divertida la estrategia; así que diviértete. Lo que no sepas, pregúntalo. Recuerda que no es necesario saberlo todo, lo importante es identificar la pieza clave que sabe esa información y que es parte de tu equipo.

¡Disfruta de este juego de estrategia y genera proyectos extraordinarios!


Más contenido que podría interesarte:

«BIM en tiempos de COVID»

«¿Cuánto dinero gana un Ingeniero Civil en México?»